5 beneficios saludables del Jengibre

Estilo de Vida 22 de mayo 2020
Radiante FM Puerto Vallarta

El jengibre se encuentra entre las especias más sanas (y más deliciosas) del planeta. Está repleto de nutrientes y componentes bioactivos que cuentan con muchos beneficios para el cuerpo y la mente.

En este artículo, explicaremos 5 beneficios del jengibre para la salud, todos demostrados por investigaciones científicas.

1. El jengibre contiene gingerol, una sustancia con grandes propiedades medicinales

El jengibre es una planta con flor procedente de China. Pertenece a la familia Zingiberaceae y está muy relacionado con la cúrcuma, el cardamomo y el galangal. El rizoma (la parte del tallo que crece debajo del suelo) es la zona más usada como especia. Se suele llamar raíz de jengibre o simplemente jengibre.

El jengibre tiene una larga historia de uso en las diferentes formas de la medicina tradicional/alternativa. Se ha usado para ayudar a la digestión, reducir las náuseas y luchar contra la gripe, así como el resfriado común, por nombrar algunos usos; puede utilizarse fresco, seco, en polvo o como un aceite o zumo, y se suele añadir a los alimentos elaborados y a los cosméticos. Es muy frecuente utilizarlo como ingrediente en las recetas.

Su aroma y sabor provienen de sus aceites naturales, de los cuales el más importante es el gingerol.

El gingerol es el principal componente bioactivo del jengibre, responsable de la mayoría de sus propiedades medicinales. Tiene grandes efectos antiinflamatorios y antioxidantes.

2. Puede tratar muchos tipos de náuseas, sobre todo, las matutinas

El jengibre podría utilizarse también para aliviar las náuseas y los vómitos después de una operación y en los pacientes con cáncer que se someten a quimioterapia. Sin embargo, podría resultar más efectivo en las náuseas provocadas por el embarazo, como las matutinas.

Según una investigación de 12 estudios que incluyeron un total de 1.278 mujeres embarazadas, entre 1,1 y 1,5 gramos de jengibre pueden reducir de forma significativa los síntomas de las náuseas. Aunque, según dicho estudio, no tiene ningún efecto sobre los vómitos.

Hay que tener en cuenta que aunque se considere seguro, deberías hablar con el médico antes de tomar grandes cantidades si estás embarazada. Algunos especialistas creen que ingerir mucho jengibre puede aumentar el riesgo de aborto, pero no existen estudios que avalen esta afirmación.

3. Podría reducir el dolor muscular y las molestias

Se ha demostrado que el jengibre es efectivo contra el dolor muscular provocado durante el ejercicio físico. En un estudio, los participantes consumían 2 gramos de jengibre al día, durante 11 días y redujeron de forma significativa el dolor muscular provocado por realizar ejercicio para el codo.

El jengibre no tiene un impacto inmediato, pero podría ser efectivo para reducir progresivamente el dolor muscular en el día a día.

4. Los efectos antiinflamatorios pueden ayudar en la osteoartritis

La osteoartritis es un problema de salud muy frecuente que implica la degeneración de las articulaciones en el cuerpo, lo que provoca síntomas como el dolor y la rigidez articular.

En un ensayo controlado de 247 personas con osteoartritis en la rodilla, los que tomaron extracto de jengibre sufrieron menos dolor que los que se medicaron. Otro estudio descubrió que una combinación de jengibre, lentisco, canela y aceite de sésamo puede reducir el dolor y el malestar de los pacientes con osteoartritis, pero solo si se aplica de forma tópica.

5. El jengibre podría disminuir los niveles de azúcar en sangre de forma drástica y mejorar los factores de riesgo en cardiopatías

Esta área de investigación es relativamente nueva, pero se cree que el jengibre podría tener grandes propiedades antidiabéticas.

En 2015 se llevó a cabo un estudio de 41 participantes con diabetes tipo 2, tomaban 2 gramos de jengibre al día y disminuyeron los niveles de azúcar en sangre rápidamente en un 12%.

También mejoró de forma drástica la prueba de hemoglobina glicosilada (HbA1c), un método para medir los niveles de azúcar en sangre. Consiguieron una reducción del 10% en un periodo de 12 semanas.

También hubo una reducción del 28% en los niveles de apolipoproteínas B (apoB) y apolipoproteínas A 1 (apoA 1), y una disminución del 23% en los marcadores de las lipoproteínas oxidadas. Estos últimos son los mayores factores de riesgo en las cardiopatías.

Sin embargo, ten en cuenta que solo es un pequeño estudio. Los resultados son increíblemente impresionantes, pero es necesario confirmarlos con más investigaciones antes de que se puedan hacer recomendaciones.

 

 

Fuente: Healthline

En vivo