Las mejores frases de Rosario Castellanos

Cultura 08 de junio 2020
Radiante FM Puerto Vallarta

Rosario Castellanos creció en la hacienda de su familia en Comitán, en la región maya del sur de México denominada Altos de Chiapas. A la edad de siete años, su hermano menor Mario murió de apendicitis, y sus padres murieron en 1948. Ella se quedó huérfana y con medios financieros limitados. Sintió una necesidad urgente para la autoexpresión, y pronto se convirtió en la primera mujer escritora de Chiapas.

Poeta, novelista, promotora cultural y diplomática, Rosario Castellanos se caracterizó por una obra llena de temas políticos abordados desde la belleza de la cotidianidad. Se interesó, primordialmente, por la crítica de enfoque sexista y el papel de la mujer en la sociedad.

Obras como "El eterno femenino", "Balún Canán", "Ciudad real", "El rescate del mundo", "Trayectoria del polvo", o "Apuntes para una declaración de fe", son sólo algunos de los múltiples títulos, que entre ensayos, artículos, novelas, cuentos, obras de teatro y poesía, conforman su legado.

1. "Matamos lo que amamos. Lo demás no ha estado vivo nunca".

2. "El matrimonio es el ayuntamiento de dos bestias carnívoras de especie diferente que de pronto se hallan encerradas en la misma jaula".

3. "A veces, tan ligera como un pez en el agua, me muevo entre las cosas feliz y alucinada".

4. "Éramos el abrazo de amor en que se unían el cielo con la tierra".

5. "Para el amor no hay cielo, amor, solo este día".

6. "No es que el poeta busque soledad, es que la encuentra".

7. "Algún día lo sabré. Este cuerpo que ha sido mi albergue, mi prisión, mi hospital, es mi tumba".

El 7 de agosto de 1974 Rosario Castellanos perdió la vida debido a un accidente doméstico con una lámpara que la electrocutó; sin embrago su voz llena voraces ideas e impetuosa belleza prevalece en lo que hoy es la riquísima literatura y cultura mexicana.

Relacionadas
En vivo